¿Quién dice que las plantas no tienen derecho a ser cuidadas? Las plantas como las personas también envejecen o se marchitan, tambien se alimentan, tienen sed y por supuesto, también enferman.

El Hospital para Plantas abre consulta. Hay pacientes de todo tipo, pero abundan las plantas con exceso de riego o al contrario, con síntomas de sequía. También hay plantas marchitas, infectadas de pulgón o con hongos.

El invernadero hace las funciones de quirófano y sala de recuperación. El fitodoctor procede a su curación. A veces es necesario fertilizar, otras podar y algunas veces algo tan sencillo como cambiar la tierra o la maceta.

No siempre reciben el alta el primer día. A veces la planta puede quedar ingresada en el hospital hasta que muestre signos evidentes de recuperación y en el mejor de los casos se marcha bajo prescripción médica.